Buscador de Bienes Culturales

Buenas prácticas, retos y desafíos

Es preciso resaltar entre las buenas prácticas de este Comité, que en estos 20 años de labores, el trabajo ha sido permanente, se ha contado con el apoyo de las instituciones miembros, y gran apertura por las Fuerzas Armadas, enfocando sus esfuerzos en síntesis:

  1. De 1997 a 2001: Ratificación de instrumentos internacionales y adecuación de la normativa nacional, como herramientas necesarias para asumir los compromisos adquiridos por El Salvador en materia de Derecho Internacional Humanitario.
  2. De 2001 a 2005: Difusión y capacitación en la temática del Derecho Internacional Humanitario.
  3. De 2004 a 2013: Durante este período se realizaron los procedimientos necesarios para dar cumplimiento a la Convención de La Haya de 1954 sobre Protección de Bienes Culturales en Tiempos de Conflicto Armado con el apoyo de la UNESCO, como han sido las 3 etapas de señalización; se ratificó la Convención de Naciones Unidas sobre Municiones en Racimo y se han capacitado a fiscales, Instituciones Públicas, Estudiantes Universitarios y principalmente Fuerzas Armadas.
  4. Desde 2014: El CIDIH-ES ha venido ejerciendo de manera activa su función de difusión del DIH, ya que año con año ha capacitado a gran número de personas, entre estas, mucho personal de las Fuerzas Armadas.
  5. Cabe destacar que El Salvador ha sido reconocido a nivel regional como uno de los Países que más Bienes Culturales ha señalizado, dicho reconocimiento fue realizado en la Conferencia Regional sobre Señalización de Bienes Culturales en Caso de Conflicto Armado – Convención de la Haya 1954– del cual fue Sede. Actualmente, se cuenta con 43 Bienes Culturales protegidos en tiempos de Paz; destacando que para la realización de ello, se ha contado con el apoyo financiero de la UNESCO.
  6. El trabajo alcanzado ha sido posible por el esfuerzo y apoyo incondicional de las diferentes instituciones que conforman el CIDIH–ES, así como el acompañamiento y colaboración del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), cuya contribución ha sido indispensable para el cumplimiento de los objetivos.
  7. No se omite manifestar, que aunque el Comité haya sido creado por un Acuerdo Ejecutivo, este no es propiamente un ente autónomo, sino que únicamente es el fruto de esfuerzos de las diferentes instituciones del Estado que lo integran, por lo que actualmente no tiene un patrimonio propio, y su labor está limitada a ser una instancia asesora de Gobierno; lo anterior, limita el cumplimiento de su mandato y la implementación de sus proyectos.

 

 

Sintillo